Receta de espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno

 

Cómo hacer espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno. Receta fácil paso a paso. Aprende a preparar esta versión diferente de las espinacas.

Espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno
Sígueme en Instagram

¡Hola, cocinillas! ¿Te atreves a probar cosas nuevas? Estas espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno es una combinación brutal y solo tiene tres pasos. Francamente, reconozco que la mezcla es un poco atípica, pero el contraste de sabores y el toque crujiente le queda la mar de rico. ¡Además lleva queso! Yo lo he probado con queso tierno tanto de vaca como de cabra y el resultado me encanta.

¿Quieres saber cómo espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno?

Para preparar estas espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno he utilizado un buen manojo de espinacas frescas. Me gustan muchísimo más que las congeladas por su sabor. Pero oye, que eso no quita que se pueda usar perfectamente éstas últimas en la receta. Es más, en la sección de consejos te cuento qué tienes que hacer para usar las espinacas congeladas.

Los arándanos para estas espinacas rehogadas con anacardos los vamos a hidratar previamente. Pues la verdad que si se los echamos directamente también valdría, pero a veces están bastante duros y no son agradables a la hora de comer. Los anacardos y el queso los añadiremos en trocitos.

Espinacas

En el blog encontrarás más recetas con espinacas. Un plato que me suelo preparar mucho son las espinacas con patatas, que suelo acompañar con huevo escalfado. Quedan buenísimas las espinacas con bechamel, salmón, merluza y gambas. También se pueden utilizar en otras preparaciones como estos crepes de espinacas, que están buenísimos y quedan con un bonito color verde. ¡Oye! ¿Y por qué no este arroz con bacalao y espinacas? Seguro que te va a gustar mucho.

Aquí está la receta:

Espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno
Imprimir

Receta de espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno

¡Puntúa esta receta!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Valoración: 5,00 / 5. Votos: 4

Personas: 4 Tiempo: Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • 500 g. de espinacas frescas (350 g. si son congeladas)
  • 1 puñadito de arándanos secos
  • 1 puñadito de anacardos
  • 50 g de queso tierno en dados
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo pelados y picados
  • Sal y pimienta negra molida

Elaboración

  1. Poner a hidratar los arándanos unos 10 minutos en agua caliente.
  2. Lavar las espinacas y trocearlas
  3. Rehogarlas en una sartén con 1 cucharada del aceite de oliva y un chorrito de agua hasta que se hayan secado. Remover con frecuencia.
  4. Retirar las espinacas y en la misma sartén, calentar las 2 cucharadas de aceite de oliva para dorar en ella los anacardos hasta que cojan color.
  5. Agregar los arándanos y el ajo. Rehogar 1 minuto.
    Arándanos rojos
  6. Reincorporar las espinacas a la sartén.
  7. Salpimentar al gusto.
  8. Rehogar un par de minutos más para integrar sabores.
  9. Añadir el queso y mezclar bien.
  10. ¡Y ya está! Servir enseguida. ¡Buen provecho!

 

Sugerencias, trucos y consejos

  • Puedes utilizar espinacas congeladas si así lo deseas. En ese caso, pon 350 g. ya que las congeladas cunden más. Prepararlas según las instrucciones del fabricante.
  • Cambia, si lo deseas, los arándanos por pasas.
  • También queda muy rico con queso azul.
  • Sirve estas espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso tierno como primer plato o como plato único para la cena.

 
Sígueme en Instagram
Clasificado en: receta Verduras

Anacardos

Ahora ya sabes cómo hacer espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso

¿Te ha gustado la receta? Espero que te animes a probarla. Ya verás qué delicia de contraste de sabores y texturas. ¡Espero que te guste tanto o más que a mí!

Me interesa mucho saber qué te ha parecido. No dudes en escribirme un comentario aquí más abajo en la sección dedicada a ello. Cuéntame tu opinión, tus sugerencias o las dudas que te hayan podido surgir.

Para acabar, si eres fan de las recetas con contrastes dulces y salados, te invito a dejar tu voto de confianza al blog con un «me gusta» y apoyar mi trabajo compartiendo en redes sociales estas espinacas rehogadas con arándanos, anacardos y queso. Un pequeño gesto que a mi me ayuda un montón y me motiva para continuar trayendo recetas ricas. ¡Muchas gracias!

Si eres cocinillas y te gustan las recetas de cocina fáciles para cada día, te invito a unirte a mi página de Facebook y a seguirme en Twitter e Instagram, para no perderte ningún detalle. ¡Ya verás como vamos a cocinar rico!

¡Hasta pronto!

 
 
 

Te puede interesar...

Subscribirse
Notificación de

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
 
 
 
 
0
¿Qué te parece? ¡Déjame un comentario!x
()
x